Dónde comer en Belmonte

Visitar Belmonte, en Cuenca, es toda una experiencia inmersiva. Conocer su arquitectura medieval es como trasladarse más de cinco siglos atrás, en tiempos de Isabel la Católica. Este municipio conquense es un vestigio perfectamente mantenido y conservado del pasado en nuestro país, pero, por supuesto, también ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos. Su castillo es la principal carta de presentación, pero no es su único atractivo, porque el pueblo está considerado desde hace décadas como Villa de Interés Turístico. A su vez, otro de los grandes motivos para acercarse hasta este rincón es su gastronomía, y es ahí donde queremos poner el foco. Por eso, te mostramos en profundidad dónde comer en Belmonte.

Pero antes, quizás te interese saber qué productos típicos abundan en la zona. En Belmonte, y otros puntos de la comarca, los platos elaborados con cordero, cerdo, liebre, conejo, perdiz, venado o jabalí tienen mucha aceptación. El morteruelo, un paté casero, es otra de las delicias que deberás probar. No falta tampoco el queso manchego o postres como los suspiros de monja, el pan de pasas y los bizcochos de canela. Todos estos están presentes en la localidad y en otros pueblos cerca de Belmonte.

Restaurante La Muralla

La Muralla es uno de los restaurantes con más solera en este municipio manchego. Si no sabes dónde comer en Belmonte, con La Muralla acertarás seguro. Su trayectoria se remonta a finales de los años 80 del pasado siglo, cuando abrió sus puertas por primera vez. Ya en el año 1992 pasó a las manos de la familia que actualmente lo regenta.

Dónde comer en Belmonte

El establecimiento cuenta con varios comedores con capacidad para alojar a decenas de comensales. Entre sus platos más conocidos destacan las gachas, el morteruelo, el ajo arriero, las paletillas de cordero asadas o los lomos de bacalao. En su oferta también aparece una amplia variedad de tapas y postres caseros, además de una cuidada selección de vinos.

Restaurante El Bodegón de Buenavista

El Bodegón es el restaurante del Hotel Palacio de Buena Vista. Para muchos visitantes se trata de un lugar imprescindible en Belmonte. El local de hostelería cuenta con una carta dividida en seis grandes grupos: ensaladas y verduras, entrantes, productos del mar, platos de la tierra, especialidades para la cena y postres.

El lomo de ciervo es una de las grandes opciones dentro de las carnes de caza propias de la zona. Otras elecciones interesantes están en el grupo de los entrantes, con el morteruelo con crujiente de queso manchego, el ajoarriero con picatostes o el pisto manchego con huevos de codorniz.

Y en el apartado de postres causan mucha sensación el pan de Calatrava con helado de dulce de leche y la tarta casera de chocolate negro a la naranja.

Restaurante La Cochera

Una tercera elección en caso de no saber dónde comer en Belmonte es La Cochera. Este restaurante está localizado en la calle San Juan del Castillo, muy cerca de otros puntos de interés del municipio como el ayuntamiento. Su menú se caracteriza por opciones muy variadas, aunque el éxito deriva principalmente de platos vinculados a la tierra.

Los clientes que ya conocen el restaurante recomiendan los huevos trufados, el capricho ibérico, el queso frito o el codillo. Como apunte interesante, sirven unas hamburguesas veganas con mucho sabor. Por otra parte, también disponen de menú del día en el que sirven recetas típicas como el morteruelo.

Restaurante La Cañeta

Situado ya a la salida de Belmonte, en dirección Mota del Cuervo, La Cañeta es un buen restaurante con un menú del día atractivo y unas carnes a la parrilla muy sabrosas. La experiencia gastronómica se completa con un buen vino y queso manchego propio.

Su localización es uno de sus puntos fuertes, así como el buen servicio que dispensan los empleados. Y aunque ofrece platos a la carta y raciones, el restaurante es conocido por el menú del día, con mucha variedad y precios bastante contenidos.

Restaurante El Chuletero

De Belmonte nos desplazamos hasta Mota del Cuervo, de ahí que previamente señaláramos La Cañeta. En esta localidad, uno de los sitios más destacados es El Chuletero. Los clientes lo describen como la elección perfecta para disfrutar del cordero y del vino.

Dónde comer en Belmonte

El propio restaurante define su gastronomía como una cocina sencilla y humilde pero con un toque actual. Son especialistas en productos típicos de la zona, como el queso de oveja, carnes como el cordero lechal, la perdiz y el cabrito o la miel. A su vez, ofrecen un menú del día a un precio muy económico en los días laborables.

Mesón de Don Quijote

Otra elección si no sabes dónde comer en Belmonte, o la zona cercana, es el Mesón Don Quijote. Este establecimiento cuenta con restaurante y cafetería propia en los que sirven platos combinados, entrantes, carnes, pescados y postres, buscando la fusión entre platos típicamente manchegos y comida tradicional.

Sus especialidades son el cordero asado, las chuletillas de lechal, las perdices escabechadas, las sardinas mesoneras y las croquetas caseras de perdiz. Cuentan también con menú del día y menú degustación para conocer la gastronomía manchega.

La buena gastronomía es uno más de los muchos atractivos de Belmonte y la Mancha Baja. A la cocina hay que sumar el potencial histórico, artístico y arquitectónico de sus municipios y la alargada estela de Cervantes y Don Quijote.

Todo esto hace que toda la comarca esté salpicada de una amplia oferta de alojamiento, destacando especialmente las casas rurales. Un buen ejemplo lo encuentras en Casa Herreros, donde ofrecemos todas las comodidades para disfrutar de la estancia en la Mancha conquense. Si quieres descubrir más sobre Belmonte y la posibilidad de pasar unos días alojado en nuestras instalaciones, no lo dudes y contáctanos.